Llevando Alimento para el Alma y el Cuerpo

En una de sus frases Albert Einstein dijo: Hay una fuerza motriz más fuerte que el vapor, la electricidad y la energía atómica: La Voluntad. Fue esta fuerza la que impulso a los acropolitanos a reunirse a las 6:00 de la mañana, el día domingo 21 de octubre, para elaborar un rico desayuno catracho para los familiares de pacientes internos en el Hospital Escuela Materno Infantil.

Los voluntarios se unieron como buen equipo de trabajo con el fin de llevar alimento para el cuerpo y el alma de los familiares; personas que posiblemente no habían dormido en toda la noche, no cenaron, o emocionalmente estaban agotadas. El detalle estuvo en cambiar el panorama del resto del día para cada uno, animándolos a seguir adelante a través de mensajes positivos llenos de esperanza. Los familiares se mostraron agradecidos, algunos verbalmente, en otros bastaba observar y apreciar la satisfacción con que recibían los alimentos. Los voluntarios acropolitanos también se beneficiaron de esta acción social, al convivir entre ellos y fortalecer la amistad y el cariño de familia, reforzaron la práctica de generosidad, compresión, tolerancia y sensibilidad, motivados por la voluntad de hacer un cambio en el mundo, sin ignorar que a veces los buenos cambios son invisibles e impalpables en el momento, pero trascienden en el futuro.

2 comentarios en “Llevando Alimento para el Alma y el Cuerpo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s